Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
NOTICIA

ANECPLA alerta de que septiembre y octubre son los meses de mayor riesgo para la proliferación de Legionella

12/09/2018 - ANECPLA
La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) recuerda que los meses de septiembre y octubre son los de mayor riesgo de contraer Legionella y hace un llamamiento para extremar las medidas de prevención en equipos de climatización y otras instalaciones.

La Asociación de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) alerta de que los meses de septiembre y octubre son los que concentran un riesgo mayor de proliferación de Legionella. Por este motivo, recomiendan realizar las debidas labores de mantenimiento llevadas a cabo por profesionales.
 

“En los próximos días está previsto que los termómetros desciendan y las torres de refrigeración se desconectarán”, pronostica la directora general de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta. “Sin embargo, después vendrá el conocido como “veranillo de San Miguel” o “del membrillo” y estas torres volverán a ponerse en marcha sin una revisión adecuada, lo que en los últimos años ha tenido incidencia especialmente en hospitales y centros hosteleros”.

ANECPLA alerta del riesgo de tener un equipo de climatización, sea una torre o un condensador, sin un mantenimiento correcto y/o incumpliendo la legislación vigente en materia de prevención y control, que genera un gravísimo problema de proliferación de la bacteria.
“Por ello, es preciso extremar las precauciones y tomar las medidas adecuadas a fin de mantener las condiciones óptimas de funcionamiento de estos equipos, tales como una limpieza y desinfección previa, unas revisiones adecuadas, un mantenimiento mecánico correcto y la dosificación en continuo del biocida correspondiente hasta alcanzar la concentración necesaria para asegurar su efectividad”, explica la directora general de la Asociación.

ANECPLA recomienda

Desde ANECPLA, se insiste en extremar los controles para impedir la propagación de la bacteria a partir de medidas como las que se exponen a continuación:

  •  Evitar las condiciones ambientales que favorezcan la colonización, multiplicación y dispersión de Legionella. Estas son: temperaturas entre 25-45ºC (adecuadas para su crecimiento), estancamiento de agua y acumulación de sustratos o productos que puedan servir de alimento. 
  • Limpiezas y desinfecciones, tanto periódicas como iniciales antes de la puesta en marcha de una instalación. El control de ésta es la principal medida de prevención, muy especialmente en lo referente a hospitales, centros médicos y clínicas.
  •  Acudir a empresas profesionales y autorizadas para la realización de ese mantenimiento.
  • El cumplimiento de la normativa por parte de propietarios y usuarios y el incremento de medidas cautelares son otros dos aspectos prioritarios. De esta manera podremos evitar futuros brotes que pongan en riesgo la salud de las personas. 
Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa