Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

Empleo, mercado laboral, economía…, con un toque de humor

09/07/2013 - Redacción
El broche de oro de cada una de las jornadas se cerró con Manuel Pimentel, exministro de Trabajo y Asuntos Sociales, y Leopoldo abadía, doctor ingeniero Industrial y escritor. Sus ponencias fueron dos maneras de tratar la problemática económica y social que vive España.

Manuel Pimentel significó que se está modificando todo: “no es una crisis es un cambio de era geológico”. Y por ello señaló dos ideas: adaptación y clarividencia”. Pimentel mira hacia el pasado, hacia la historia, que te enseña que “en épocas de cambio muchos mueren pero muchos van a nacer”. Por ello, invitó a los congresistas a pensar ¿dónde queremos estar? “Hay que jugar la partida”. 

En los últimos años el panorama económico mundial ha cambiado, mientras Estados Unidos ha decidido estimular (“dándole a la maquinita”), Europa se centra en la austeridad. Mientras hay una crisis occidental, el mundo sigue creciendo.

Manuel Pimentel entiende que hay que basarse en el “talento” y “la inteligencia”. El primero, significa lo que hacemos bien; el segundo construir alternativas. En resumen su fórmula es: hacer más elegir. “Porque –razona- lo importante es la elección.     

Somos más fruto de nuestras decisiones que de nuestro trabajo”. Por eso hay que cultivar la inteligencia y hay que trabajar, pero también hay que tomar la elección adecuada. De ahí su denominada “inteligencia emocional”.

Concluyó abogando por el cambio en las personas, en la mentalidad; de ahí que hayan crecido las exportaciones. La competitividad se está consiguiendo por una actitud.

Por otro lado, La Reforma Laboral “nos acerca a modelos nórdicos y centro europeos, quitando rigidez al modelo anterior”.

Leopoldo Abadía ofreció a los asistentes distintas maneras de, a pequeña escala, entender lo que estamos viviendo: “Si pienso en cómo vive una familia lo engordo y entiendo al Gobierno”, dijo. Aunque más bien, como aseguró, las órdenes se dan desde Europa. 

leopoldo_abadía_escritor
Leopoldo abadía, doctor, Ingeniero Industrial y escritor.

Dos ideas claves de su discurso fueron, que vivimos en una aldea global y que sin el inglés no vamos a ninguna parte (esto sobre todo se lo dice a los jóvenes). Antes la vida y los negocios se desarrollaban en nuestra aldea y en las aledañas, ahora las poblaciones vecinas son todos los países del globo terráqueo, y hay que pasearse por el vecindario.Por otro lado, razonó lo que un “sensato” debe hacer ante esta mala situación: tener criterio, ser optimista (luchar con uñas y dientes), gastar con cabeza y respecto a los bancos no comprarles nada que no se entienda primero.

Dedicó una parte de su discurso a ensalzar los valores antiguos, “sangre, esfuerzo y lágrimas”. Porque además, ya no vale todo. Abadía apuesta por Europa, la cual “se está construyendo”. Y habló de una importante revolución financiera y otra civil que exija que los que gobiernan “no hagan el idiota”.  

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa