Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Habilidades de gestión en el sector limpieza y su repercusión en la empresa

30/07/2018 - TESIS
Como en cualquier otro sector, el de la limpieza e higiene profesional no escapa de las tendencias de gestión actuales.
Ejemplo gráfico de lider Beta.

Los nuevos tiempos demandan nuevos tipos de liderazgo. El jefe autosuficiente, o Alfa, tiene su ciclo de vida en sus últimos días, dando paso a un nuevo paradigma de conducción, que se adapta mejor a las necesidades de gestión de la empresa moderna, el líder Beta, con un enfoque más horizontal y colaborativo.

El liderazgo debe estar gestado desde la alta dirección, sólo desde este ángulo se podrán poner en práctica las distintas habilidades y crear un verdadero equipo de trabajo, liderando desde una perspectiva diferente a la de sólo crear una empresa por mera rentabilidad, y entender una empresa como parte de la sociedad con mayores compromisos que esta única premisa económica, aunque evidentemente  debe ser rentable. 

El líder tendrá la capacidad de influir en el equipo y conseguir los objetivos.

Por ello, el gestor de proyectos debe tener habilidad en las relaciones personales, sin olvidar las aptitudes técnicas necesarias.

El líder Beta tendrá que impulsar la participación, la colaboración, la comunicación y el compromiso, alejádose del líder Alfa (se trata de aquellas personas agresivas, dirigidas por los resultados que conducen a controlar a su equipo, e insisten en mantener el modelo de organización jerárquico):

  • Romper con las estructuras jerárquicas y trabajar en un organigrama horizontal, donde todos se sientan parte de un algo, practicando la colaboración y trabajo en equipo
  • Practicar el control del ego, tanto el propio como el del equipo, induciendo al comportamiento de colaboración
  • Impulsar la innovación y la mejora. Con ello mejora sustancialmente la motivación de los miembros de la empresa al poner en práctica la suma de las habilidades del equipo
  • Prepararte para que los cargos y responsabilidades cambien constantemente
  • Demostrar confianza y comprensión

Por este motivo, un buen líder dentro de una empresa deberá formarse e implicarse para conseguir:

  • Habilidades humanas. La motivación es una vía transversal en la gestión, formando en aptitudes y actitudes, y dando el reconocimiento e implicando al equipo. De esta forma, se puede liderar a través de las competencias y habilidades, creando un verdadero equipo profesional   

En la gestión empresarial son vitales y afectan de forma considerable las emociones. Se podrá gestionar con mayor consciencia, obteniendo así las mejores eficiencias del equipo y las propias.   

En ocasiones la comunicación no es bidireccional, y sólo se establece desde la alta dirección a los subordinados, anulando directamente la creatividad de cada individuo, y mermando así nuevas posibilidades que nos distingan de nuestra competencia, generando situaciones no propias de verdaderos equipos de trabajo.

Puede acceder al contenido completo en el siguiente enlace.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa