Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

Se ha creado un nuevo escenario para dar respuestas en formación de PRL

19/06/2017
Existen casos claros donde la empresa está obligada a formar a su trabajador/a a través de su SPP, SPA O SPM (Servicio de Prevención Propio, Servicio de Prevención Ajeno o Servicio de Prevención Mancomunado) es el caso, entre otros, de una incorporación tras una baja de larga duración, un alta de contratación inicial, etc.

Tesis ha impartido formación específica del sector donde se incluyen como parte esencial puntos directamente relacionados la Prevención de Riesgos Laborales y Seguridad Laboral. Toda la formación impartida ha sido diseñada y desarrollada para el sector de la limpieza e higiene profesional, y dirigida específicamente para personal prioritariamente de explotación. 

Dicha formación no ha sido reconocida como formación específica de Ergonomía por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) cuando se ha intentado justificar como una formación inicial y específica de PRL, debido a que Tesis no es un Servicio de Prevención Ajeno (SPA).

Existen casos claros donde la empresa está obligada a formar a su trabajador/a a través de su SPP, SPA O SPM (Servicio de Prevención Propio, Servicio de Prevención Ajeno o Servicio de Prevención Mancomunado) es el caso, entre otros, de una incorporación tras una baja de larga duración, un alta de contratación inicial, etc.

Base legal

La Prevención de Riesgos Laborales es una obligación que debe cumplir todo empresario de acuerdo con la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, y dispone de tres modelos a elegir en función de sus recursos e intereses:

  • SPA: Servicio de Prevención Ajeno.
  • SPM: Servicio de Prevención Mancomunado.
  • SPP: Servicio de Prevención Propio.

Estas modalidades preventivas están extensamente reguladas, con los recursos materiales, humanos y formativos que deben tener a disposición del servicio preventivo, así como sus obligaciones y responsabilidades, en el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención y sus posteriores modificaciones.

Relativo a los requisitos legales de dicha formación, tenemos, de acuerdo con la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales y el Reglamento de Servicios de Prevención (RSP) y que se recoge en la Guía Técnica para la Integración de la Prevención de Riesgos Laborales en el sistema de gestión de la empresa:

  • Cada trabajador debe recibir una formación teórica y práctica suficiente y adecuada en materia Preventiva, centrada específicamente en su puesto de trabajo o función, tanto en el momento de su contratación, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo. Dicha formación debe adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos y repetirse periódicamente, si fuera necesario. Artículo 19.1 de la LPRL.
  • La formación de los trabajadores puede impartirse por parte de la empresa, mediante medios propios o concertándola con servicios ajenos, siempre que el personal que la lleve a cabo tenga la formación adecuada. Artículo 19.2 de la LPRL y 36.1.d/37.1.c del RSP.
  • Los trabajadores deben ser informados de los riesgos (generales y específicos de su puesto de trabajo) a los que están expuestos y las medidas de prevención o protección establecidas, incluidas, en su caso, las relativas al uso de equipos de protección individual y a las actuaciones frente a emergencias y riesgos graves e inminentes. Artículos 18.1 y 22.3 de la LPRL.
  • El contenido de la información y la forma de proporcionarla debe ajustarse, en su caso, a lo dispuesto en la normativa específica que sea de aplicación, y cuando la información se refiere a la utilización de un equipo o producto ésta debe elaborarse teniendo en cuenta la información proporcionada por el fabricante, importador o suministrador del mismo. Artículo 41.2 de la LPRL.
  • Deben determinarse los trabajos o actuaciones (utilización de equipos, realización de operaciones, acceso zonas, etc.) que, por razones de seguridad, sólo pueden ser efectuados por trabajadores con una determinada formación/información. Artículos 15.3 y 17.1 de la LPRL, y 3.4/5 del RD 1215/1997.
  • Los procedimientos de información de los trabajadores y el proyecto y organización de la formación deben ser consultados con los trabajadores. Artículo 33 de la LPRL.

Es decir, es el servicio de prevención (en la modalidad que esté designada: SPP, SPA o SPM, e incluso la puede realizar personal propio de la empresa siempre y cuando disponga de la formación adecuada y actuando como colaborador del servicio de prevención) el que realiza la formación inicial a los trabajadores de una empresa. La NTP 559 (sistema de gestión preventiva: procedimiento de control de la información y formación preventiva) proporciona información práctica sobre la aplicación de dicha normativa en el ámbito de la empresa.

Accede al contenido completo de este artículo en este enlace

Palabras clave:

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa