Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

La formación y la prevención de riesgos, claves en el sector de la limpieza

15/01/2019 - Antonio Alcántara, responsable de Prevención, Calidad y Medio Ambiente de Bunzl Distribution Spain
Cuando recibimos un envío en nuestra empresa, no somos conscientes de la cantidad de profesionales que intervienen de forma directa en todo el proceso de distribución. La logística y las soluciones técnicas en cada uno de los puntos de trabajo donde se distribuyen los productos, por remotos que sean, son sin duda alguna los valores añadidos que la distribución puede aportar al sector de la limpieza y el Facility Management.

Todo el proceso de distribución desde un punto de vista preventivo tiene una serie de condicionantes en materia de formación que deben ser afrontados de forma responsable y directa por parte de la empresa. La formación es uno de los pilares en todo servicio preventivo y es una de las mejores herramientas contra la accidentabilidad y el absentismo en el trabajo. 

Cualquier técnico de prevención o asesor de empresa ha de tener en cuenta el tipo de actividad que realiza, la cultura preventiva de la empresa, el entorno inmediato en el que se realizan las acciones y, lógicamente, la naturaleza de los materiales que está (en el caso del sector logístico) almacenando y transportando.

Nuevos tiempos, nuevas formas de formación 

¿Es adecuada la formación actual para los desafíos a los que se enfrenta el sector de la distribución? El proceso formativo debe entenderse no solo como un aspecto legal, sino como una muestra de responsabilidad de la empresa con los trabajadores, una herramienta que el servicio de prevención pone a su disposición para que analice su día a día. Los nuevos tiempos exigen nuevas formas de formación, desde el punto de vista tecnológico, pero también desde un punto de vista social. La clase magistral no tiene sentido en una sociedad que dispone cada vez más de acceso ilimitado a información sobre cualquier tema. Debemos crear procesos dinámicos, que fomenten el espíritu crítico y participativo. Solo así podremos darle sentido a nuestro trabajo de prevencionistas. Una buena herramienta es apostar por realizar grupos de discusión operativos, en los que analicemos cuáles son los peligros reales dentro de la empresa. La información tal y como se ha entendido históricamente no tiene reciprocidad, hay que buscarla.

La anterior premisa no puede ser entendida sin la responsabilidad (ahora sí) de los trabajadores. Éstos, una vez formados, deben entender que disponen de todas las herramientas para afrontar el día a día, los riesgos específicos, así como las situaciones de emergencia que pudieran acontecer, pero, sobre todo, darle información a la empresa de su situación real y los riesgos que pueden aparecer o están presentes.

El día a día en un almacén de distribución de producto químico para limpieza requiere unos conocimientos preventivos muy amplios, hemos de formar al trabajador acerca de sus obligaciones y derechos, la exposición accidental a sustancias, el riesgo ergonómico, el estrés propio de la distribución, etc. Todos los empleados independientemente de su posición deben conocer cuáles son sus funciones en la empresa y cómo realizarlas de forma segura para ellos y para el resto.

Pinche aquí para acceder al artículo completo

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa