Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

El mercado ofrece distintas soluciones para un 'lavado de cara' en altura

15/02/2010 - Leticia Duque
Según el diseño, su estructura, los materiales y el lugar donde se encuentren, una u otra técnica será la correcta. En la limpieza especializada en altura hay que tener en cuenta muchas variables; a veces se estudia el objeto a limpiar cuando ya está construido, aunque la tendencia en la actualidad es contemplarlo desde el proyecto base para adecuar a su estructura las necesidades futuras del servicio de limpieza y mantenimiento.

Nueva York, Chicago o Londres fueron las primeras ciudades, a finales del siglo XIX, en contemplar los impresionantes rascacielos de la época,  que poco tienen que ver con los edificios de estas características que podemos apreciar hoy en día en distintas ciudades de todo el mundo.

Normalmente, su estructura está cubierta por planchas de vidrio, pues éste es uno de los materiales que permitió el desarrollo de ese tipo de construcciones.

Su envergadura tanto a lo ancho como a lo alto, sus materiales o su diseño hacen que el mantenimiento, limpieza y conservación requieran el uso de técnicas especiales planteadas a posteriori o -lo que es cada vez más habitual- planteadas en el proyecto base del arquitecto, que es precisamente lo que ha ocurrido en las dos torres madrileñas que pudimos visitar: Torre Realia y Torre SyV.

DESCARGA LA INFORMACIÓN COMPLETA EN EL PDF ADJUNTO.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa