Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

Riesgos en personal de limpieza hospitalario

08/05/2015 - Dra. Mónica Michel Santillán Gómez. Hospital General Universitario Gregorio Marañón.
Se entiende como riesgo laboral la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo.

El artículo 4 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales incluye la siguiente definición de daño: “Se considerarán como daños derivados del trabajo las enfermedades, patologías o lesiones sufridas con motivo u ocasión del trabajo”.

Se entiende como riesgo laboral la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo.

El personal de limpieza tiene las siguientes tareas profesionales encomendadas: 

  • Encargarse de la limpieza y arreglo de pisos y áreas públicas. 
  • Preparar, transportar y recoger los materiales y productos necesarios para la limpieza y mantenimiento de habitaciones y áreas públicas externas e internas.

La evaluación de riesgos de este personal pone de manifiesto las principales alteraciones: ergonómicas (posturas forzadas, sobreesfuerzos), higiénicas (exposición a atmósferas nocivas y tóxicas, ruido, inhalación de vapores orgánicos) y de seguridad (choques, golpes, cortes etc...); y en un hospital a sufrir accidentes biológicos.

Manipulación manual de cargas 

La Guía Técnica de Manipulación Manual de Cargas del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) refiere que la manipulación manual de cargas es una tarea bastante frecuente en muchos sectores de actividad, desde la industria pesada hasta el sector sanitario, pasando por todo tipo de industrias y servicios. 

Las lesiones derivadas más frecuentes son: contusiones, cortes, heridas, fracturas y, sobre todo, lesiones músculo-esqueléticas.

Se pueden producir, sobre todo, lesiones en los miembros superiores (hombros, brazos y manos);  heridas o arañazos por esquinas demasiado afiladas, superficies demasiado rugosas, clavos, etc.

De acuerdo con el Real Decreto 487/1997 de España, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores -BOE nº 97 23/04/1997-: el manejo manual de cargas consiste en cualquier operación de transporte o sujeción de una carga por parte de uno o más trabajadores, como el levantamiento, la colocación, el empuje, la tracción o el desplazamiento, que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores. Incluye la sujeción con las manos y con otras partes del cuerpo, como la espalda.

Las medidas preventivas que se deben tomar en cuenta serían las siguientes:

  • Aproximarse a la carga.
  • Buscar el equilibrio, manteniendo los pies separados y firmemente apoyados. Orientar los pies en el sentido de la dirección que se vaya a tomar.
  • Asegurar la carga, cogiéndola con la palma de la mano y la base de los dedos.
  • Mantener la espalda recta, metiendo ligeramente los riñones y bajando ligeramente la cabeza.
  • Utilizar la fuerza de las piernas para levantar la carga, flexionándolas y doblando las rodillas.
  • Mantener la carga cercana al cuerpo, así como los brazos, y éstos lo más extendidos posible.
  • No levantar la carga por encima de la cintura en un sólo movimiento.
  • No girar el cuerpo mientras se transporta la carga.

Accede al contenido completo de este artículo en este enlace.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa