Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

Campylobacter, la bacteria causante de más enfermedades alimentarias

22/12/2015 - Enrique Orihuel Iranzo, Ramón Bertó Navarro y Fernando Lorenzo Cantón. Betelgeux.
Campylobacter, la bacteria discreta es el nuevo libro editado por Betelgeux, en el que siete expertos especializados en diferentes áreas abordan los temas de mayor relevancia en relación a la seguridad alimentaria y el control de Campylobacter spp.
Figura 1. Número de casos notificados de zoonosis en humanos confirmados en la Unión Europea en 2011 (EFSA 2013).

Campylobacter fue descrita por primera vez en 1886 por el pediatra y bacteriólogo alemán Theodore Escherich, describiéndola como bacterias curvas o espirales presentes en el colon de niños que habían muerto a causa de lo que él denominó como «cólera infantil».

Los microorganismos del género Campylobacter son bacilos Gram negativos, con forma de coma o formando una espiral curvada, móviles mediante un flagelo unipolar o bipolar, microaerófilos y con unas dimensiones de 0,2 a 0,8 µm de ancho y 0,5 a 5 µm de largo. Las especies de Campylobacter spp. termofílicas, entre las que se incluyen C. jejuni, C. coli, C. lari, C. upsaliensis y C. helveticus, tienen su desarrollo óptimo a temperaturas entre 42 y 43 ºC, y son el origen más frecuente de gastroenteritis en el hombre. Una mayoría significativa de las infecciones humanas son ocasionadas por Campylobacter jejuni (80%) y, en menor grado, por Campylobacter coli (10%) (AESAN 2012).

La Organización Mundial de la Salud (OMS 2011) considera que, a nivel mundial, Campylobacter es una de las principales causas de las enfermedades diarreicas transmitidas por alimentos. La campilobacteriosis es el nombre común que describe las enfermedades infecciosas causadas por especies del género bacteriano Campylobacter. La mayor parte de los casos de campilobacteriosis están asociados al consumo de alimentos, principalmente carne de aves, por lo que esta bacteria representa un problema de seguridad alimentaria de primer orden. De hecho, hoy en día se considera la campilobacteriosis como una zoonosis, es decir una enfermedad o infección transmisible de manera natural entre los animales y las personas.

Según los informes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, (EFSA 2011) (AESAN 2012) Campylobacter spp. es el patógeno de transmisión alimentaria responsable de un mayor número de casos de enfermedades relacionadas con el consumo de alimentos desde el año 2005, como se puede observar en la figura 1, donde se representan los casos de zoonosis notificados y confirmados en la Unión Europea en 2011 (EFSA 2013); se observa aquí como la campilobacteriosis es responsable de un número de casos muy superior al de cualquiera de las otras zoonosis en humanos, con más de 220.000 casos reportados, un valor de más del doble que la salmonelosis, que es la segunda zoonosis en importancia. 

En España se notificaron en el año 2010 un total de 6.340 casos confirmados de campilobacteriosis, lo que supone un ratio anual de incidencia de 15,14 casos por cada 100.000 habitantes. Pero a diferencia de lo que ocurre con otros microorganismos patógenos asociados al consumo de alimentos, como es el caso de Salmonella, Campylobacter no forma parte del vocabulario popular ni tampoco aparece regularmente en los medios de comunicación, a pesar de que, como se ha descrito, su presencia es muy notable en los recuentos epidemiológicos, y de que es una de las bacterias responsables del mayor número de infecciones originadas por alimentos.

Aunque Campylobacter spp. no causa en la mayoría de los casos una enfermedad grave, la extensión de los problemas sanitarios que ocasiona afecta a nivel mundial a un total de entre 400 y 500 millones de personas (Ganan et al. 2012), por lo que supone un impacto considerable en la salud mundial y en los costes de atención sanitaria. Además, en los países en vías de desarrollo, las infecciones por Campylobacter en menores de dos años son especialmente frecuentes e incluso mortales.

Accede al contenido completo de este artículo técnico a través de este enlace.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa