Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Currently 0 out of 5 Stars.
Tu valoración
  • Currently 0 out of 5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Llanos Arsenal, Responsable de comunicación de Galworker

Limpieza viaria y RSU

Un vestuario adecuado a las condiciones laborales evita el peligro de los profesionales

Trabajar a pie de calle, a la intemperie y en condiciones atmosféricas adversas (por la noche, en días lluviosos, con niebla, etc.) supone para el trabajador asumir una serie de riesgos diferentes a otras actividades que no se desarrollan al aire libre. Un peligro evidente es el riesgo por atropello de un vehículo durante el transito por vías de circulación.

 Profesiones relacionadas con la limpieza viaria o la recogida de residuos sólidos urbanos requieren prestar más atención a esos peligros que pueden ser minimizados vistiendo una adecuada ropa laboral, un vestuario profesional que permita a los demás visualizar, claramente, la figura de aquellos trabajadores que transitan por la vía.

Durante el pasado año 2013, el sector servicios es el que ha sufrido un mayor incremento de accidentes laborales. Según un informe presentado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en términos generales y en todos los sectores, se han producido un 4,2% de accidentes laborales menos que el año anterior. Sin embargo, en el sector servicios la mortalidad por accidente laboral se ha visto incrementado en un 8%, accidentes que en muchos casos se podían haber evitado.

Por ello, los representantes de los trabajadores reivindican mayores sistemas de seguridad que prevengan y minimicen las situaciones de peligro. La ropa laboral  es un instrumento fundamental en la prevención de riesgos laborales. Vestir una uniformidad adecuada a la actividad que se desarrolla forma parte del paquete de medidas preventivas básicas.

Reflectante

Los profesionales cuya jornada laboral transcurre en la calle encuentran en la falta de visibilidad su mayor peligro y la  ropa de alta visibilidad (AV) sirve como primera línea de defensa. Vestir con prendas reflectantes tiene el principal fin de que un trabajador pueda ser detectado en condiciones de riesgo, bajo cualquier tipo de luz diurna y bajo la luz de los faros de un vehículo en movimiento en la oscuridad. El diseño y la confección de pantalones, parkas, polos…, denominados de AV, porque cumplen con los requisitos establecidos para los equipos de protección individual, más conocidos como EPIs, mejora la visibilidad del profesional mediante un alto contraste entre la ropa y el plano de fondo sobre el que es visto.

En octubre de 2013 se implantó la nueva normativa UNE EN 20471, una versión revisada de la anterior norma EN 471 para equipos de protección individual de alta visibilidad, que establece los requisitos mínimos del vestuario laboral para favorecer la señalización visual y la presencia de un usuario o profesional. La norma solo se aplica en situaciones donde el riesgo de no ser visto es alto, por lo que se incluyen situaciones donde hayan condiciones de luz diurna adversa o con iluminación de faros en la oscuridad. La 20471 va dirigida a operadores de vehículos u otros equipos mecanizados así como otros profesionales cuya actividad se desarrolle en la vía pública como, por ejemplo, los operarios de recogida de material sólido urbano o limpieza viaria.

Los cambios más significativos de la nueva norma UNE van dirigidos a incrementar la seguridad del individuo a través del aumento de reflectante en la prenda, y supone diversos cambios en el diseño de la ropa de trabajo, como el ancho mínimo de las cintas reflectantes, que han de estar presentes en mangas, torso y piernas.

Otra de las novedades a destacar hace referencia a las mangas. Si la manga bloquea la visión de una banda horizontal en el torso, entonces la manga debe llevar una banda retrorreflectante en todo su contorno.

Asimismo, la norma contempla un espacio reservado para el uso de los logos, ya que no deben comprometer la visibilidad de la ropa de trabajo.

Se definen tres clases de prendas de acuerdo con tres áreas mínimas diferentes de materiales retrorreflectantes, fluorescentes y/o de rendimiento combinado. Cada una de estas clases ofrecerá un nivel de visibilidad diferente, siendo la clase III la que ofrece el mayor grado de visibilidad con respecto a la mayoría de los fondos que se encuentran en situaciones urbanas y rurales durante el día y la noche. Los usuarios deben seleccionar la clase de rendimiento necesaria en función de la evaluación de los riesgos del lugar o la situación donde se precise la protección de las prendas, según esta norma internacional.  

A día de hoy y tras varios meses en vigor de la nueva norma, no todas las prendas de alta visibilidad cumplen con la actual norma UNE EN 20471. Por ello, es recomendable exigirle al fabricante la confirmación de que su producto cumple con los requisitos para la protección que el profesional necesite en función de su actividad.

“No se trata sólo de cumplir con la norma sino también de contribuir a que los accidentes laborales en estas profesiones tan expuestas se vean reducidos a la mínima expresión. Por ello, nada más conocer los cambios que se avecinaban, pusimos nuestras fábricas de Asia a trabajar para poder producir las más de 200.000 unidades de prendas de alta visibilidad que anualmente ponemos en el mercado mundial”, destacaba Antonio Gálvez, CEO de Galworker, una de las pocas empresas fabricantes a nivel internacional en cuyo catálogo se pueden encontrar pantalones, parkas, polos de manga larga y manga corta, etc, con la mayor protección, la clase III, de la alta visibilidad en vigor en la actualidad.

Por otro lado, los profesionales de la limpieza de residuos sólidos urbanos también deben contar con un vestuario cómodo y que les permita desarrollar su trabajo con movilidad y protegidos de las condiciones atmosféricas derivadas de trabajar al aire libre. La oferta de ropa laboral para estos trabajadores se ha ido incrementando año tras años y actualmente empresas como Galworker, le han prestado especial atención a responder a las necesidades de este sector incorporando a sus catálogos nuevos tejidos, mejores acabados, innovaciones en la confección y mayores prestaciones, como el forro interior para proteger al profesional del frío ante condiciones atmosféricas adversas. 

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa