Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
ARTÍCULO TÉCNICO

Elis Barcelona: las ventajas de la aplicación de nueva tecnología en lavandería profesional

13/05/2019 - Carla García, Marketing and Communications Assistant de Elis
El grupo francés Elis, líder europeo en alquiler y mantenimiento de ropa lisa, vestuario laboral y equipos de higiene y bienestar, inauguró el verano pasado en Barcelona su lavandería industrial más grande en España y la más avanzada tecnológicamente del grupo a nivel mundial. Sus instalaciones sirven de ejemplo en materia de producción y ahorro energético; dicho en otras palabras, sus instalaciones son el reflejo de las ventajas que supone la aplicación de nueva tecnología para una lavandería profesional.

La nueva planta, ubicada en la estratégica Zona Franca de Barcelona, es la primera que el grupo francés ha construido desde cero en el extranjero. Con una inversión de 22 millones de euros, Elis aprovechó esta situación para dotarla de innovaciones técnicas que favorecen el ahorro energético y la protección del medio ambiente, pensando a su vez en la creación de una lavandería más eficiente y productiva, que dispone de una capacidad para tratar hasta 500 toneladas de ropa lisa por semana. Una cifra ambiciosa para poder dar respuesta al crecimiento turístico de la capital catalana, y a todos sus establecimientos hoteleros y de restauración. En este sentido, las innovaciones en Barcelona han sido numerosas.

En primer lugar, el grupo decidió instalar paneles solares fotovoltaicos en la planta para inyectar su energía en la red eléctrica y reducir el consumo de electricidad. Realizaron también la instalación de paneles solares térmicos para calentar un acumulador de agua de 40.000 m3 que utilizan para lavar la ropa, además de una segunda reserva de la misma capacidad instalada junto a dos pequeños quemadores de gas de 800 kW para completar el campo solar, con el fin de reducir el consumo de gas y conseguir tener una planta sin vapor.

En este sentido, algunas cifras claves a favor del medio ambiente son que Elis Barcelona utiliza energía solar para cubrir el 20% de la energía que necesita para el calentamiento del agua, evitando así que 80 toneladas anuales de CO2 se emitan a la atmósfera; la reducción del consumo de gas en un 30%, gracias al tipo de instalación descrito anteriormente, y un consumo total de energía reducido hasta un 40%.

En segundo lugar, en términos de tratamiento del agua, Elis instaló en su nueva planta de Barcelona la tecnología de la osmosis inversa, con la que ya tenían experiencia tras haberla aplicado en Nanterre. La osmosis inversa permite contar con un agua pura que contribuye a mejorar la blancura en cada lavado (y, gracias a este trato de mayor calidad, aumentar la duración de vida de los artículos textiles), a la vez que se reduce el consumo de productos químicos destinados al lavado de la ropa.

El sistema de reciclaje interno del agua para su máximo aprovechamiento (las instalaciones permiten reaprovechar el agua caliente para calentar el agua fría) reduce hasta un 30% su consumo y, además, cuenta con un sistema de seguridad doble que permitiría actuar rápidamente en caso de vertimientos, evitando así cualquier impacto en el medio ambiente.

Por otro lado, la compañía francesa realizó también una revisión exhaustiva del local destinado al almacenamiento de los productos químicos, introduciendo únicamente productos en bidones o en contenedores IBC. Esta acción elimina la existencia de cualquier zona de descarga de este tipo de productos y de pozos subterráneos, lo que limita enormemente los históricos problemas de accidentes relacionados con los productos químicos, mejorando así el nivel de seguridad y de prevención de riesgos en la planta. Además, en cuanto al consumo de estos productos, se ha reducido hasta un 20% menos -siete veces menos que una lavadora doméstica-, gracias a la nueva tecnología, lo que facilita también su almacenamiento y las necesidades que este comporta.

En definitiva, las innovaciones técnicas en la lavandería de construcción más reciente de Elis han sido claves a la hora de hablar de progreso y evolución dentro del grupo en materia de productividad, eficiencia, ahorro energético y respeto por el medio ambiente. Los avances en las instalaciones de las diferentes lavanderías del grupo francés son evidentes a simple vista para cualquier persona que visite diversas plantas construidas en épocas distintas, pero esconden al mismo tiempo una realidad mucho más difícil de ver que repercute en nuestro entorno directo y que supone un gran paso en la línea del progreso a medio y largo plazo: un mejor aprovechamiento de los recursos y una mayor protección del medio ambiente, grandes retos que se sitúan inevitablemente en el centro de las líneas de actuación presentes y futuras del sector de la lavandería industrial.

Con más de 130 años de experiencia, Elis es líder multiservicio en alquiler-mantenimiento de ropa lisa, vestuario de trabajo, equipos de higiene y bienestar y servicios de control de plagas, tanto de forma preventiva como curativa, en Europa y América Latina. La multinacional emplea a 45.000 personas y dispone de más de 440 centros de servicio y de producción, y 29 salas blancas en un total de 28 países. Elis cuenta con más de 400.000 clientes en todo el mundo de los sectores de hostelería y restauración, salud, industria, comercios y servicios.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa