Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

La limpieza y restauración devolverán la magnitud simbólica del Pórtico de la Gloria

21/11/2012 - Leticia Duque
España cuenta con un rico patrimonio de distintas épocas, pueblos, religiones y corrientes. Conservarlas significa no perder una impresionante riqueza cultural, un legado de nuestros antepasados, la historia de nuestro país.

El Pórtico de la Gloria, de la Catedral de Santiago de Compostela, es una de esas obras de arte que está siendo limpiada y restaurada en España. Una labor encomiable, un trabajo que reúne a profesionales de diversos ámbitos para que los actuales peregrinos puedan imaginar lo que sentían los caminantes cuando, después de su largo viaje, alcanzaban la meta: llegar y entrar en la Catedral de Santiago.

El proyecto que desde 2009 lleva realizando, bajo el Programa Catedral, la Fundación Barrié, junto con el Arzobispado de Santiago y el Cabildo de la Catedral, no busca que la obra vuelva a ser lo que fue. Sencillamente, porque el Pórtico de la Gloria, desde que fuera finalizado por el Maestro Mateo allá por el 1188 ha pasado por ‘restauraciones’ y retoques acordes con cada época. Pero sí devolver en toda su magnitud el significado que desprendía para el peregrino cuando se encontraba frente a él. 

100_ catedral de santiago2
En el Pórtico de la Gloria se ha estudiado la policromía original del conjunto. ( Imagen cedida por la Fundación Barrié).

A través de la limpieza y restauración la obra ganará de manera llamativa, pues su deterioro por el paso de los años y diversas circunstancias, como la utilización de múltiples materiales -aceites o plásticos, entre otros- en las intervenciones que ha ido sufriendo a lo largo de los años, que han impedido la respiración de la piedra, o el ‘uso’ que los caminantes le dan (hay varias leyendas y creencias religiosas que inducen a tocar o golpear la obra), era notorio.

El proyecto se ha divido en varias fases, una de ellas ha permitido conocer la policromía de la obra, identificándose hasta cinco estratos diferenciados.

 Para que podamos entender cómo era la obra recurramos a una pintura que forma parte de la colección permanente de Patrimonio Nacional denominada “Interior de la Catedral de Santiago de Compostela/Pórtico de la Gloria, 1849-1851”, de Jenaro Pérez Villamil. El óleo del pintor, natural del Ferrol, ofrece una visión romántica de la riqueza cromática original del pórtico, permitiendo imaginar las sensaciones que despertaría en el peregrino (y esto se hace patente si el espectador de la obra ha experimentado el Camino), teniendo en cuenta que su significado teológico es la Jerusalén Celeste -una materialización de la ciudad sagrada que describe San Juan en el “Apocalipsis”- y la importancia y conocimiento de la religión en la época antigua.

Con este ambicioso objetivo, desde 2009 hasta 2011 han tenido lugar los estudios previos, para después proceder a la fase de intervención (prevista para el año 2013). Los estudios han documentado la obra para conocer las trasformaciones del monumento y las antiguas intervenciones. Se ha observado la estructura, hallándose un problema de asentamiento que ha existido desde su origen. Se ha comprobado el contenido de humedad y sales solubles en los muros y rellenos del entorno del pórtico; se ha procedido a un estudio de las colonias biológicas que se forman por la elevada humedad, identificando especies y seleccionando el tratamiento más adecuado para su eliminación. Se ha caracterizado los cuatro tipos de granitos y mármol empleados en la construcción; y se ha detallado la policromía (sólo queda el 10% de la original). En 2012 finaliza la segunda fase de la monitorización medioambiental, que ha permitido tener un estudio microclimático del entorno del monumento. Todo ello necesario para, después de realizar ensayos de tratamientos de limpieza, eliminación de sales, fijación, consolidación, desbiotización y rejuntado (en laboratorio y en el propio pórtico), poder elegir qué tratamientos son más efectivos e inocuos. Según informa la Fundación Barrié, “para valorar el efecto de los sistemas de limpieza ensayados (mecánico, láser y químico) se han utilizado distintas técnicas analíticas como la microscopía con focal, la microscopía electrónica de barrido y la caracterización espectral y colorimétrica”. Finalmente se utilizó la técnica del láser y la limpieza química. Aunque según nos explica Ana Laborde, codirectora técnica del Programa Catedral, “sólo con quitar el polvo el resultado es espectacular”.

El propósito de la limpieza desde luego es eliminar las sales, la humedad, el polvo y la suciedad, pero en ningún caso la policromía: “Se eliminarán los materiales inestables que provoquen deterioro (suciedad, costras, sales, depósitos biológicos, productos alterados aplicados en anteriores intervenciones)”, aunque, como insisten, no se devolverá a su estado original, al menos, en la realidad. Quizás la fundación se atreva a hacerlo de manera virtual.

Asimismo, como el objetivo máxime es la conservación de la obra a largo plazo, es decir el mantenimiento y prevención, y las conclusiones obtenidas determinan que las filtraciones desde el exterior de la catedral son el principal riesgo para la conservación del conjunto del Pórtico de la Gloria, se intervendrán las cubiertas, torres y zonas de riesgo y hasta que no haya una estabilidad de la humedad no se podrá pasar a la fase de intervención. 

El Programa Catedral de Santiago, financiado por la Fundación Barrié con 4.000.000 euros, supone la intervención de mayor relevancia realizada hasta la fecha en la basílica compostelana. Es una intervención diseñada y acometida por la fundación, el Arzobispado de Santiago y el Cabildo de la Catedral, con la colaboración de la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia y el Instituto de Patrimonio Cultural de España del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que comprende, entre otras actuaciones, el proyecto de conservación preventiva y restauración del Pórtico de la Gloria. 

Trabajos de limpieza en el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela. ( Imagen cedida por Fundación Barrié)

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa