Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

Limpieza e higiene en las embarcaciones

18/09/2015 - Ricard García, director de Nautiel Service
Aunque parezca sencillo y todos nos veamos capaces de hacer una limpieza, la limpieza de embarcaciones es, en realidad, más técnico y costoso de lo que parece.

Tanto en embarcaciones que navegan solo en verano, como en aquellas que lo hacen todo el año, la limpieza interior y exterior periódica es imprescindible. Los metales, maderas, cristales, el gel coat, neveras, cofres y compartimentos, motores fuera borda, colchonetas de sol, tapicerías exteriores, equipos de buceo y accesorios de ski, ropa de cama y prendas de vestir, moquetas interiores y tapizados, sentinas y sala de máquinas, baños, circuitos de agua, equipos de aire acondicionado, motores, generador, grupos de frío… Todo requiere de un mantenimiento específico, y la limpieza es una parte fundamental de este mantenimiento. Si lo omitimos, la humedad, la sal y la falta de ventilación pueden causar estragos.

Quisiéramos mencionar la importancia de la selección de los productos de limpieza específicos en las tareas de limpieza de embarcaciones. No es recomendable usar productos industriales o de hogar, ya que las cantidades de materia activa y tensoactivos empleados, así como otros aditivos químicos, pueden dañar las superficies, debido a la inmensa cantidad de materiales distintos que componen una embarcación. Por experiencia sabemos que es necesario ser prudentes y rigurosos en las diluciones y aplicaciones si no queremos estropear en lugar de limpiar.

En el exterior, al baldear el barco, el jabón va directamente al mar, por lo que es muy importante utilizar siempre productos respetuosos con el medio ambiente. Existen, afortunadamente, cada vez más productos ecológicos para limpiar las embarcaciones.

Limpieza exterior

Es imprescindible una manguera con boquilla, para regular el caudal y no malgastar el agua cuando no la necesitamos, además de cubo, cepillo de dureza media, bayeta absorbente y una manopla o guante de microfibra. 

En cuanto a los productos de limpieza, el jabón de baldeo de pH neutro, un desengrasante náutico, limpia óxidos, pulimento de metales y un blanqueador de gel coat nos pueden facilitar las cosas en caso de suciedad extrema.

Nos encontramos numerosos materiales combinados: aluminio en las bases de los candeleros, acero inoxidable en los candeleros, cornamusas, poleas de plástico con rodamientos de teflón o nylon, escoteros de aluminio anodizado, perfiles de escotillas con pintura al horno, etc. Por tanto, debemos ser cuidadosos en las limpiezas y ser muy concretos para no atacar con productos ácidos materiales que no aceptan esa acción, como el aluminio o pinturas de alto brillo, por ejemplo.

  • Cubiertas de teca: en caso de tener una cubierta de teca, conviene desalarla y aplicarle el mismo jabón neutro que al resto del barco, en las limpiezas periódicas de mantenimiento, pero al limpiar la teca en profundidad -operación que es necesaria una o dos veces al año- utilizaremos un tratamiento de teca. Recomendamos el limpiador de teca biológico enzimático en un único paso, siendo muy sencillo de usar, inocuo para los materiales y las personas y respetuoso para el medio ambiente.

Los productos de varios componentes encarecen el tratamiento, requieren ingentes cantidades de agua para una limpieza y hay que emplear botas, guantes y gafas en su aplicación, ya que son muy fuertes químicamente. Afectan a las juntas de goma en muchos casos y requieren unos aclarados muy concienzudos para no dejar residuos que puedan tener efectos secundarios con el calor del sol a posteriori. 

Accede al contenido completo de este artículo sobre limpieza e higiene en las embarcaciones en este enlace

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa