Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Tomás Biel, Director IP CLEANING España

"Los profesionales que integramos este sector estamos preparados para asumir nuevos retos"

21/08/2011
Tomás Biel es el director de IP Cleaning España, filial española del Grupo IPC -Integrated Professional Cleaning-. La compañía se encarga, en nuestro país, de comercializar y distribuir los productos de este grupo internacional; su ánimo por innovar redunda en un notable esfuerzo porque además sean respetuosos con el medio ambiente.

Para empezar, ¿podría reseñarnos cuál es el origen de IPC España? ¿Cuáles eran sus objetivos, si se han cumplido, y hacia donde se dirigen ahora?

IP Cleaning España S.L, filial española del Grupo IPC -Integrated Professional Cleaning-, nace en 1992 como la sociedad responsable de la distribución para todo el mercado español de la división IPC Soteco. En el año 2003 se unifica la distribución de la mayoría de las distintas divisiones del grupo en una sola compañía que se encargará de comercializar y distribuir en nuestro país los productos de uno de los primeros grupos mundiales en la producción de maquinaria y equipos profesionales de limpieza.

La apuesta de futuro de nuestra compañía para liderar el mercado nacional se fundamenta en tres ejes que representan nuestro valor añadido:
1º. Contar con un equipo humano profesional con capacidad para atender las demandas más exigentes del mercado.
2º. Disponer de un amplio portfolio de productos, único en el mercado, para dar cobertura a las especificaciones más exigentes de nuestros clientes.
3º. Instalaciones de primer orden preparadas para dar un óptimo servicio a todos los clientes nacionales.

IPC España realiza una importante inversión humana y económica en  I+D+i. ¿En qué se materializa este esfuerzo?

Entendemos que, para tener éxito en un mercado tan exigente como el actual, debemos ofrecer soluciones diferenciales que aporten un valor añadido para  usuarios y prestadores de la limpieza. 

En este sentido, la inversión que el Grupo IPC realiza en I+D+i es fundamental para poder situarnos en la vanguardia de la innovación tecnológica; desarrollando  nuevos productos que, en términos de eficiencia y eficacia, optimicen notoriamente las prestaciones de calidad, servicio, ergonomía y reducción de los costes de agua y energía necesarios para su funcionamiento.

Por último, querría anotar que, además de las mejoras anteriormente descritas fruto de la inversión en I+D+i, el Grupo IPC realiza un notable esfuerzo para que todos sus productos innovadores sean respetuosos con el medio ambiente.

Fruto de la importante labor destacada en la anterior pregunta, IPC España ganó en materia de investigación la última convocatoria de los “Premios Nacionales de la Limpieza”. ¿Qué ha supuesto este reconocimiento para la empresa y qué cree que les aportará a medio/largo plazo?

Ante todo, este galardón es un reconocimiento a la filosofía y constancia que el Grupo IPC decidió emprender hace ya tiempo en la apuesta por el I+D+i.

Es un plus de motivación para afrontar la ‘lucha’ diaria por ofrecer el mejor producto y servicio al cliente. Nos obliga a estar atentos y en constante evolución para no perder oportunidades, y es por ello que el Premio a la Actividad Investigadora e Innovadora ha supuesto la recompensa al talento de todos y cada uno de los profesionales que integran IPC.

Continuando con el esfuerzo en investigación, como consecuencia la innovación se verá reforzada. ¿Qué gama de productos destacados encontramos en IPC España y en qué radican sus novedades?

Desde hace ya un tiempo IPC ha evolucionado en su concepción de servicio hacia el mercado. Ha pasado de ser un grupo productor de maquinaria y utensilios profesionales de limpieza a un grupo proveedor de soluciones de limpieza.

En este sentido, ofrecemos sistemas integrados, diseñados y desarrollados para dar soluciones específicas de limpieza, teniendo en cuenta la diversidad y complejidad de cada entorno particular.

Fruto de esta filosofía y, por supuesto, de la inversión en I+D+i, ha surgido una nueva gama de sistemas y productos que mejoran los procedimientos y protocolos de limpieza.

La nueva gama de fregadoras ECS (Eco Cost Cleaning Solution),  ahorran un 20% de tiempo en horas/trabajo, un 80% del consumo de agua, un 90% del consumo del producto químico y hasta un 30% de la energía necesaria para trabajar. Además, disminuyen en un 20% el nivel sonoro con respecto a las fregadoras estándar de las mismas características.

El nuevo sistema integrado de máquinas y protocolos HCS (Healtcare Solutions) están estudiados para esterilizar y desinfectar el ámbito socio-sanitario. Certificados como “Medical Device”, siguiendo las especificaciones de la normativa 93/42 ECC. Además, disponen de tratamientos antibacterianos desarrollados para la limpieza en las diferentes áreas, evitando el riesgo de contaminación cruzada por bacterias.

En el ámbito más industrial disponemos del sistema Flowmix, una solución que permite a nuestros aspiradores obtener un aumento de la depresión de hasta un 60% mediante el cambio de la conexión de los motores.

En el entorno urbano destacamos dos productos. El primero es el HighRise, un robot, conducido por control remoto, para la limpieza de fachadas acristaladas de IPC. Utiliza agua pura mediante un sistema de ósmosis y desionización, produciendo agua 99,9% libre de cal.

El segundo, es el ECR. Se trata de un equipo especialmente diseñado para la limpieza de grafitis mediante la acción del bicarbonato encapsulado, no nocivo para el medio ambiente, y de máxima eficiencia para este tipo de suciedad urbana.

Instalaciones_IPC_España
Instalaciones de IPC España en Santa Perpetua de Mogodá (Barcelona)

Estos sistemas, ¿de qué manera benefician a la sociedad, al entorno y a la labor de limpieza e higiene profesional?

Optimizando los consumos de agua y energéticos de nuestros productos, ayudamos a ahorrar recursos de vital importancia. Además, siendo conscientes de la necesidad de preservar el medio ambiente investigamos para que todos nuestros sistemas de limpieza sean respetuosos con el entorno y eviten su destrucción.

Los productos desarrollados especialmente para el ámbito socio sanitario favorecen la desinfección y ayudan a evitar la contaminación cruzada, haciendo que usuarios y trabajadores de dicho sector dispongan de unas mejores condiciones ambientales.

En el ámbito urbano, ayudamos a evitar la contaminación visual que producen ciertos grafitis, utilizando innovadores sistemas que no contaminan. También diseñamos productos, como el HighRise, que colaboran a reducir la posibilidad de accidentalidad laboral ideando nuevas soluciones de limpieza más seguras para el usuario.

Para el entorno del retail, nuestras fregadoras, además de los consabidos ahorros en agua, productos químicos y energía, disminuyen hasta un 20% el nivel sonoro, mejorando la calidad del trabajo del operario y el consumidor.

Para la sociedad es cada vez más importante que las empresas aboguen por una política de responsabilidad social activa y real. Dentro de las diferentes líneas se encuentra el compromiso con el medio ambiente. ¿Qué medidas emplean para considerarse una empresa socialmente responsable con su entorno?

Para la fabricación de nuestros productos, utilizamos un alto porcentaje de materias primas -alrededor del 35%- reciclables. Además, estamos adheridos a la Política Europea 2002/95/CE que prohíbe el uso de sustancias peligrosas, tales como el plomo, el mercurio y el cromo.

En IPC, seguimos un estricto protocolo logístico para evitar la transferencia de materiales contaminantes y polvo fino a la atmósfera, mediante un eficiente y eco-compatible transporte en todas sus plantas. Asimismo, centramos la búsqueda de nuestros proveedores en base a la proximidad a nuestras instalaciones: el 50% de las compras de materiales son subministrados en un radio de 200 Km. Además, nuestros proveedores deben mantener la misma línea de actuación y los estándares medioambientales que en nuestra compañía.

Los materiales de embalaje producen un alto porcentaje de residuos, por este motivo utilizamos más del 75% de materiales reciclables para embalar nuestros productos. Actualmente, estamos estudiando diversas intervenciones para reducir el uso de embalajes desde las materias primas más vírgenes.

¿Qué resultados han obtenido fruto de la aplicación de estas estrictas políticas medioambientales?

Uno de los resultados más relevantes de la aplicación de la exigente política medioambiental de nuestra compañía, ha sido la reducción del 6% anual del consumo de energía eléctrica en los últimos 3 años.

Redirigiéndonos hacia el sector de la limpieza e higiene profesional, ¿qué opinión le despierta su situación actual?

Como consecuencia de los cambios económicos de los últimos años, se ha redibujado un nuevo escenario de mercado con nuevas reglas de juego. Ya no vale excusarse en la crisis como origen de todos los males. Hemos pasado años muy duros que han necesitado de cambios drásticos para afrontar un nuevo horizonte económico.

 
Las necesidades han cambiado y existen otras oportunidades en forma de productos, servicios o relaciones comerciales que hemos de saber identificar y desarrollar. A mi modesto entender, las empresas que sepan identificar estas necesidades y darles solución serán los líderes de este nuevo mercado.

En estos momentos, la morosidad es el primer problema del sector, sobre todo, de las empresas que prestan sus servicios a la Administración. ¿Qué opinión le merece este conflicto?

España es el segundo país con el índice de morosidad más elevado de la UE y nos queda mucho camino por recorrer para estar en la media europea. La nueva ley de morosidad sólo es el inicio de este trayecto, ya que actualmente algo está fallando cuando el Estado sigue siendo el principal moroso y, en este año, no solo no ha reducido el plazo de pago a los proveedores, sino que lo ha aumentado, poniendo en riesgo la recuperación económica y la competitividad de las compañías.

Con la nueva ley de morosidad, ya vigente desde hace más de un año, creo que las cosas no han mejorado sustancialmente. A mi modo de ver, se deben implementar medidas sancionadoras reales para que la nueva ley sea una realidad.

¿Qué otros problemas cree que son propios del sector?

Uno de los problemas endémicos de nuestro sector es la falta de reconocimiento social que sufrimos. Solamente la falta de limpieza hace que la opinión pública clame por ella. Somos invisibles cuando la limpieza se realiza correctamente.

En este sentido, acciones colectivas del sector, como son la reciente celebración del II CNLHP, hacen que fabricantes, proveedores y prestatarios del servicio de limpieza, unan sus fuerzas y den voz a las legítimas reclamaciones de reconocimiento de nuestro sector, uno de los dinamizadores de nuestra economía.

A mi entender, otro gran problema de nuestro sector es la reducción en los plazos de contratación de la Administración Pública, primer receptor de servicios de limpieza. Esta reducción en los contratos repercute en la capacidad de inversión y mecanización de los procesos de limpieza por parte de las compañías prestadoras de servicios.

La falta de confianza en la continuidad de los contratos supone una menor inversión en general y, por consiguiente, un crecimiento más lento del sector.

¿Cómo ve el futuro del sector? ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Confío plenamente en la fortaleza del sector de la limpieza profesional. Estoy convencido de que los profesionales que lo integramos estamos preparados para asumir nuevos retos y hacer de esta nueva realidad de mercado el punto de partida de un desarrollo económico fuerte. Seguramente lento, pero fuerte.

Como defendemos desde AEFIMIL, debemos seguir este camino para conseguir un reconocimiento más universal del esfuerzo que estamos realizando.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa