Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

Seguridad contra incendios en establecimientos industriales

06/07/2017 - Manuel Martínez, Coordinador del Comité de Instalación, Ingeniería, Mantenimiento de Sistemas y Equipos en Tecnifuego-Aespi
Todos los establecimientos industriales nuevos, incluidos los almacenes, que cambien o modifiquen su actividad, se trasladen o reformen deben cumplir los requisitos de seguridad contra incendios del Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales (RSCIEI).

Esta normativa establece los requisitos mínimos que han de satisfacer los establecimientos industriales y almacenes para su seguridad en caso de incendio, determinados por su configuración y ubicación con relación a su entorno y riesgo intrínseco. La evaluación de éste se determina calculando la densidad de carga de fuego de los distintos sectores de incendio que configuran el establecimiento. 

Para llevar a cabo un proyecto específico de protección contra incendios en este tipo de establecimientos, un técnico competente debe contemplar las características del edificio, altura del producto almacenado y disposición del almacenaje. Además, ha de realizar un estudio en detalle de la densidad de carga del fuego ponderada y corregida; esto es, masa en kilogramos de los combustibles, poder calorífico de los mismos, etc.

El Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales contempla que hay que tener en cuenta requisitos constructivos (Apéndice 2) atendiendo siempre a estos tres factores: configuración, ubicación y riesgo intrínseco.

En cuanto a los materiales constructivos, las exigencias de comportamiento al fuego de los productos de construcción se definen determinando la clase que deben alcanzar suelos, paredes y techos siguiendo los siguientes criterios: de integridad “E”, por el cual se evalúa la capacidad de un elemento de separación para evitar el paso de las llamas y los gases calientes; de aislamiento “I”, por el cual se analiza el aislamiento térmico; y de soporte de carga “R”, mediante el cual se evalúa la capacidad de un elemento constructivo o estructura para sostener una carga impuesta cuando se expone a un incendio.

Para leer el artículo completo accede a este enlace

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa