Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

Maquinaria para las tareas de limpieza

15/06/2011
La maquinaria que podemos emplear en limpieza profesional es muy diversa por lo que, en ocasiones, pueden surgir dudas sobre su manejo. En esta sección haremos un repaso por los principales tipos de máquinas, sus características, funcionamiento, así como el mantenimiento que requieren para que perdure la efectividad de su trabajo.

Tipos de máquinas

  • Aspirador en seco y húmedo.
    Los motores de estas máquinas son eléctricos y funcionan a 220 V, con un consumo que oscila entre los 1.000 y los 2.600 W. Los aspiradores de polvo tienen un solo motor mientras que los de polvo y agua incorporan dos. Dependiendo de las dimensiones del motor que tengan incorporado podremos trabajar durante más horas sin que éste se caliente en exceso.
    Gracias a su diversidad de boquillas se puede utilizar para el aspirado de polvo bien en rincones de difícil acceso o bien en superficies como moquetas, tapicerías y suelos. Se emplea también para el aspirado de agua en aquellas zonas inundadas o incluso como un complemento de la máquina pulidora.
  • Rotativa.
    Tiene diferentes diámetros en función de la zona donde se vaya a emplear la máquina. Por ejemplo, 33 cm para lugares pequeños como una vivienda y 52 cm para grandes superficies.
  • Barredora.
    Los factores que influyen en las diferentes maquinarias están supeditados a las dimensiones de la superficie que tenemos que limpiar. Con este tipo de maquinaria sólo podemos hacer aspirados o barridos en superficies lisas o pintadas.
    En cuanto a su motor, encontraremos en el mercado la barredora con motor de gasolina de cuatro tiempos, que puede ser utilizada en espacios abiertos, permitiéndonos una autonomía de dos a tres horas. O con motor eléctrico, accionado por baterías que podremos utilizar en interiores. La autonomía de éstas nos permitirá trabajar hasta 4 horas.
Tipos de maquinaria para las tareas de limpieza
Tipos de maquinaria para las tareas de limpieza
  • Fregadora.
    Posee las mismas características que las barredoras pero incluye fregado de agua y producto, dejando una superficie más limpia. Podemos encontrar en el mercado máquinas de diferente anchura, así como modelos en los que el operario trabaja de pie o sentado.
    Esta máquina funciona con batería convencional o sin mantenimiento. La autonomía con la que podremos trabajar oscilará entre 1h 30’ y 3h 30’.
    Podremos recargar las baterías de dos maneras diferentes: conectándolas directamente a la toma de corriente más cercana o mediante un cargador de baterías que facilitará el fabricante.
  • Pulidora.
    En el mercado encontramos pulidoras de diferente tensión que pueden servir para trabajos en viviendas particulares o en grandes obras. El peso es un factor a tener en cuenta, ya que, cuanto más elevado sea éste, mayor será el rendimiento. También, los diferentes granos de piedra influyen en la rapidez del trabajo.
    Las pulidoras disponen de un solo motor eléctrico y todas funcionan conectadas a la red eléctrica. Su potencia es de 229 V., y el consumo oscila entre los 1.000 y 1.200 W. Los motores están preparados para funcionar de manera continuada durante bastantes horas sin que por ello lleguen a calentarse en exceso.
  • Hidro-limpiadora.
    La diferencia entre los modelos está en el caudal de agua y presión (esta presión se mide “en bares”). Es importante que para los diferentes trabajos podamos utilizar agua fría o agua caliente.
  • Máquinas de inyección–extracción.
    Están diseñadas para el lavado de moquetas y tapices, pudiendo mezclar el producto con el agua a través de la boquilla de lavado. Es importante que sepamos cuando tenemos que utilizar agua fría o caliente para los diferentes tejidos.

Maquinaria auxiliar

  • Rebajadora de suelos (terrazo, mármol, etc.).
    Este tipo de máquinas precisan de motores eléctricos más potentes que las anteriores, pudiendo trabajar con tensiones de 220 ó 380 V. La potencia de estos motores puede ser de 4 C.V. El consumo que pueden tener irá de los 3.200 a los 5.500 W. Las tomas de corriente que llevan incorporadas están adaptadas con medidas de seguridad contra el agua.

Funcionamiento

Las diversas máquinas que se utilizan en las tareas de limpieza pueden ser eléctricas, incorporar acumuladores o baterías o utilizar combustible. Aquellas máquinas que funcionan conectadas a la corriente son:

  • Pulidoras – enceradoras.
  • Rebajadoras.
  • Aspiradoras en seco y húmedo.
  • Inyección – extracción.
  • Acuchilladoras.
  • De parquet.
  • Orillera.
  • Hidro-limpiadora.
  • Generadoras de vapor.

Las que pueden funcionar con batería son:

  • Fregadoras automáticas.
  • Barredoras – aspiradoras.

Las que funcionan con combustible son:

  • Barredoras automáticas.
  • Fregadoras automáticas.
  • Hidro-limpiadoras.

Manutención ordinaria

Para evitar el peligro de ocasionar daños a personas o a la misma fregadora, no hay que efectuar nunca una operación de mantenimiento sin haber desconectado antes el cable de alimentación o el conector de las baterías.
En el mantenimiento de la máquina se deben hacer distintas operaciones:

  • Manutención y carga de las baterías.
    Al finalizar el período de carga, se debe controlar la intensidad con un densímetro. Si uno o varios elementos resultaran descargados será señal de que la batería está estropeada.
  • Limpieza del filtro aspirador.
    Desmontar y limpiar el filtro con agua corriente, dejar secar y volver a montar todo.
  • Limpieza del grifo del detergente.
    Se trata de eliminar las eventuales incrustaciones que impiden el perfecto cierre del grifo.
  •  Limpieza general.
     
    • Evitar el uso de hidro-limpiadoras, ya que el agua podría entrar en el interior de las cajas eléctricas o de los motores, con el consiguiente daño o riesgo de cortocircuito.
    • No utilizar vapor para no deformar térmicamente las partes de plástico, como capós y tanques o estropear los cojinetes de nylon de las ruedas.
    • No utilizar disolventes o hidrocarburos, se podrían estropear los capós y las piezas de goma.
  • Cambio de las hojas de boquilla.
    Las hojas de la boquilla de secado se encargan de rascar del suelo la película de agua y detergente para permitir así un secado perfecto. Pasado el tiempo, el continuo rozamiento redondea y agrieta la arista que está en contacto con el suelo. Como consecuencia, observaremos deficiencias en el secado, por lo que, debemos proceder a cambiar la hoja.
    En cada boquilla de secado van montadas dos hojas idénticas, de las que sólo una se desgasta.
  • Cambio de los fusibles
    Cuando un fusible se quema habitualmente buscaremos la causa de la avería, que puede estar en el cableado, en las tarjetas o en los motores. La máquina debe ser revisada por personal técnico especializado.
  •  Lubricaciones periódicas.
    La máquina fregadora de suelos no necesita lubricación periódica.

Operaciones diarias

Todos los profesionales de la limpieza han de tener en cuenta las operaciones de manutención periódica, que deben ser realizadas a diario. Se recomiendan que, al final de cada jornada, se realicen las siguientes operaciones:

  • Controlar que la válvula de rebosadero funcione correctamente.
  • Comprobar que el tanque de recuperación no esté incrustado de suciedad, y en caso de ser necesario, limpiarlo.
  • Efectuar la limpieza del filtro del motor de aspiración.
  • Controlar que el filtro del tanque de solución detergente esté limpio.
  • Limpiar las hojas de la boquilla de secado verificando que no estén excesivamente gastadas y que no presenten rasgados.
  • En caso de que la máquina sea del modelo batería, es imprescindible volver a cargar las baterías.

Operaciones semanales

Dentro de las operaciones que deben ser realizadas una vez a la semana destacamos:

  • Comprobar que el orificio de aspiración de la boquilla de secado no esté atascado y quitar las eventuales incrustaciones de suciedad.
  • Limpiar el tubo de aspiración.
  • Controlar el nivel del electrolito en las baterías y añadir agua destilada, si es necesario.

Periodos de larga inactividad

Si la máquina tiene que permanecer parada durante un largo tiempo, efectuar las siguientes operaciones:

  • Desmontar la boquilla de secado, que debe ser lavada y embalada en un sobre o una hoja de material plástico.
  • Quitar el cepillo del disco de arrastre.
  • Vaciar y limpiar a fondo ambos tanques.
  • Recargar completamente las baterías antes de colocarlas en el almacén con el conector de los cables desenchufados del conector de la máquina. Es recomendable efectuar cargas periódicas, por lo menos una vez cada dos meses, para conservar los acumuladores al máximo de la carga.

Cómo pedir los repuestos

Para que la oficina de asistencia pueda localizar correctamente las piezas de repuesto y garantizar un mejor servicio, es necesario indicar:

  • El modelo de la máquina.
  • El número de matrícula (que se encuentra en la placa de matrícula).
  • La tabla de las piezas de repuesto en donde aparece la pieza y su número de referencia.
  • El código de la pieza.
  • La cantidad de piezas que necesitamos.

Para llevar a cabo el proceso de desmontaje de cada una de las partes que componen la máquina para su correcto mantenimiento y limpieza, es necesaria una formación específica, donde aprender tanto teoría como práctica.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa