Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Exposición a productos químicos en el control de plagas

21/09/2017 - Rubén Ruiz Santarén, responsable QHSE Anticimex 3D Sanidad Ambiental
En el sector de DDD el modelo de organización predominante es la contratación del servicio de prevención ajeno, siendo minoritaria la asunción por parte del empresario o la constitución de un servicio de prevención propio.

Esta distribución se corresponde con la del tejido empresarial, formado mayoritariamente por pequeñas empresas de ámbito local que, difícilmente, podrán constituir un servicio de prevención propio, siendo las empresas multinacionales del sector aquellas que impulsan la innovación y el desarrollo en las políticas preventivas del sector.

Históricamente, el principal riesgo de una empresa de control de plagas es la exposición a sustancias químicas. Cuando hablamos de control de plagas pensamos rápidamente en palabras como fumigar, exterminador, productos químicos tóxicos y peligrosos. No obstante, la evolución del sector en los últimos años, especialmente desde la entrada en vigor del RD 830/2010 y el proceso de profesionalización del sector derivado del mismo, hacen que estos términos se vayan sustituyendo por otros como tratamiento, control de plaga, inspección o técnico aplicador, aunque esta evolución requiere de un cambio cultural, tanto de los profesionales del sector, como de los clientes.

Productos biocidas

El principal riesgo en una empresa de control de plagas ha sido, es y será, el uso, almacenamiento, manipulación y transporte de los productos biocidas. No obstante, la aparición de nuevos productos con menor toxicidad y de nuevos sistemas de control como los sistemas SMART (equipos para el control de roedores mediante medios físicos) ayudan a minimizar el nivel de exposición y, por lo tanto, la posibilidad de accidente, tanto de los propios aplicadores como de los clientes o subcontratas de los mismos. 

En el pasado queda la aplicación de productos con toxicidad elevada, como los organofosforados, y con una gran persistencia del producto, lo que provocaba un gran efecto residual y acumulativo.

En la actualidad, aun habiendo productos con toxicidad elevada (perfectamente homologados y necesarios para el control de plagas en determinadas situaciones) los productores de productos biocidas desarrollan cada vez más productos con una menor toxicidad, menor afectación al medio ambiente y un mayor efecto diana sobre la plaga que se quiere tratar.

Igualmente, se desarrollan nuevas técnicas de aplicación, como los tratamientos de calor, que minimizan el uso de productos biocidas.

Por lo tanto, es factible comentar que, como principal medida correctora ante el riesgo de exposición a productos químicos, están las medidas organizativas, siendo la dirección de las empresas de control de plagas las responsables de la elección de productos a utilizar, así como las técnicas de aplicación para una determinada plaga. Esta medida preventiva no tiene solo un efecto directo sobre los aplicadores, sino también sobre el nivel de exposición y el riesgo de accidente de los clientes.

Para leer el artículo completo accede a este enlace

Palabras clave:

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa