Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Medidas preventivas en la aplicación de productos fitosanitarios en la agricultura

Situación actual y concienciación del sector 21/09/2017 - Juan Manuel Oliván Tomey, ingeniero técnico agrícola y técnico responsable PRL en empresas agroalimentarias e industriales
A lo largo de la historia, las condiciones laborales de los trabajadores no han sido precisamente la prioridad para las empresas ya que primaba por encima de todo la producción. Poco a poco esto ha ido cambiando y se han ido introduciendo mejoras en los procesos productivos que ayudan a preservar la seguridad y la salud de los trabajadores, motivadas sin duda por la aplicación de legislación que obliga a tomar medidas de protección en el trabajo.

En España, la aparición de la Ley 31 de 1997, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, sentaba las bases de este control sobre los riesgos derivados del trabajo. Es la ley “madre” de todas las que se generan con posterioridad que tienen como objetivo desarrollar en profundidad muchos de sus artículos.

Este avance en el control de las condiciones de trabajo ha supuesto una mejora en las tareas diarias de los trabajadores, si bien por mi experiencia personal no en todos los sectores productivos tiene igual incidencia: en procesos industriales se ha integrado la prevención de riesgos con la producción, ayudado sin duda por la aparición de sistemas de gestión como la OHSAS 18001 (y en breve con la aparición de ISO 45001), que hacen más fácil esta comunión producción-prevención. En el sector primario, la aplicación real de la prevención no ha sido tan rápida ni efectiva: solamente explotaciones agrícolas vinculadas a industrias agroalimentarias son las primeras en incorporar en sus actividades la prevención como aseguramiento de calidad alimentaria y poder así vender sus productos a grandes cadenas de consumo, cada vez más concienciadas con la seguridad, protección del consumidor y medio ambiente (Normativa IFS, BCR, etc.).

Con todo lo expuesto, comentar que empresas del sector primario no tan relacionadas de manera directa con cadenas de alimentación han ‘olvidado’ más esta cultura preventiva, desarrollando sus actividades agrícolas más como estaban acostumbradas, no como la realidad del mercado laboral actual demanda.

Dentro de los trabajos desarrollados en las fincas agrícolas, los riesgos que pueden percibir los trabajadores del campo como con cierto peligro son los relacionados con el mantenimiento y averías de la maquinaría (atrapamientos, golpes, cortes, etc.) y los de la propia conducción de esta (vuelcos, choques, etc.), dejando a un lado los originados por la aplicación de fitosanitarios (productos químicos usados en los campos de cultivo con el objetivo tanto de controlar plagas, enfermedades y malas hierbas, como de corregir deficiencias nutritivas, con el fin de conseguir la mayor rentabilidad y producción en el campo). Estas aplicaciones en muchos casos se llevan a cabo en condiciones inadecuadas, principalmente por la falta de Epis, o por desarrollar estos trabajos sin tener en cuenta propiedades y características de productos. 

Con la aparición del RD 1311 de 14 septiembre de 2012 –que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, por el que pretende reducir los riesgos y los efectos de la utilización de productos fitosanitarios en la salud humana y en el medio ambiente– con el objetivo de hacer cumplir con las obligaciones del mencionado RD, la Administración pública ha intensificado sus controles, haciendo así posible la tan esperada concienciación de la importancia de la prevención en los trabajos de aplicación de estos productos en el campo. 

Para leer el artículo completo accede a este enlace

Palabras clave:

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa