Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
ARTÍCULO TÉCNICO

El futuro de la industria química en la limpieza profesional

08/05/2019 - Iñaki Arenas, dirección de Marketing y Planificación Estratégica de Quimpa
La industria química fabrica y distribuye productos que garantizan nuestra calidad de vida, cubriendo necesidades básicas que van desde la salud o la higiene, hasta aquellas que nos permiten disfrutar de un mayor bienestar como la belleza y la cosmética.

Partiendo de la extracción y procesamiento de las materias primas, hasta su transformación en otras sustancias con características diferentes a las que tenían inicialmente, la industria química emplea diversos procesos con el reto de mejorar la calidad de vida. Todo ello con un producto de buena calidad, con el coste más bajo posible y sin ocasionar daños al medio ambiente.

De esta forma, además de eliminar la suciedad, los productos de limpieza que contienen componentes antibacterianos impiden la propagación de enfermedades infecciosas en nuestros entornos de trabajo y hogar, ayudándonos a mantener un adecuado grado de salud. Los productos de limpieza clorados protegen contra los brotes de gripe estacional y episodios de enfermedades transmitidas por alimentos. Las guarderías, los hospitales, los restaurantes y otras instalaciones públicas confían en las propiedades desinfectantes de los limpiadores a base de cloro para mantener el ambiente sin gérmenes. La química es, además, la base del desarrollo del sector de la limpieza profesional.

El futuro de la limpieza e higiene pasa por ganar en eficiencia y reducir costes. Por este motivo, es necesario innovar continuamente en sistemas para dar respuesta a las exigencias del mercado.

Una de las soluciones que mejor se adapta a las nuevas necesidades son los productos concentrados que ofrecen un sistema de control de consumo y facilitan el uso del personal de limpieza. Eso sí, al hablar de productos concentrados o puros, nos referimos a aquellos que contienen solamente materia química activa; esto es, sin agua. Estos suponen un avance significativo en cuanto a sostenibilidad se refiere, ya que se reduce el número de los envases plásticos utilizados, además de que son reutilizables. Dichos envases siempre deben ir correctamente etiquetados para evitar errores de aplicación que impliquen accidentes de los operarios o en las instalaciones. A su vez, las etiquetas de producto pueden incorporar infografías y/o colores que ayuden a identificar más fácilmente el área que se va a limpiar. Además, su sistema de dilución exacta permite obtener la máxima eficiencia del producto, facilitando su uso y contribuyendo a la prevención de riesgos laborales, eliminando el contacto directo.

Otro de los beneficios que estos desarrollos aportan es el exhaustivo control de costes, ya que permiten medir y adaptar el consumo del producto según las necesidades y niveles de limpieza.

Por último, no es desdeñable afirmar el significativo ahorro de espacio de almacenaje comparado con los artículos no concentrados, amén del logístico en cuestión de carburantes y cubicaje. Sin duda alguna, el futuro de este sector en constante desarrollo pasa por dotar al mercado de soluciones en las que primen las políticas de ahorro frente aquellas que solo ofrecen descuentos.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa