Limpiezas Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

Responsabilidad Laboral. Subrogación

10/01/2019 - Andrés Arribas, asesor jurídico de AELMA
En relación con la responsabilidad del empresario entrante respecto de las deudas del saliente con sus trabajadores en los supuestos de la subrogación regulada en el Convenio Colectivo, la Doctrina y la Jurisprudencia han venido manteniendo en los últimos años que no existía responsabilidad del nuevo adjudicatario de un servicio de limpieza en relación con las deudas del anterior.

La sentencia de 29 de mayo de 2018 del Alto Tribunal reiteraba el criterio que desde hace varios años se venía sosteniendo en el sentido de que no resultaba de aplicación lo previsto en el artículo 44.3 del Estatuto de los Trabajadores, esto es, que el nuevo empresario no era responsable solidario de las deudas salariales existentes con anterioridad a la subrogación.

Esta posición se había consolidado a partir de la Sentencia dictada en Pleno de la Sala el 7 de abril de 2016 y se había reiterado en cuatro sentencias más de 2016, dos de 2017 y otra más de 2018 (10 de abril de 2018).

Se afirmaba al respecto por el Tribunal Supremo que en la sucesión de contratas no existe transmisión patrimonial, ya que la subrogación sólo resultaba obligatoria por haberlo establecido así el Convenio Colectivo, y, por tanto, no procedía la aplicación del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia sometió al Tribunal de Justicia de la Unión Europea dicha cuestión y el T.J.U.E. dictó sentencia en fecha 11 de julio de 2018 declarando aplicable a la subrogación establecida en convenio las consecuencias de la denominada teoría de ‘sucesión de plantillas’, según la cual, cuando la contrata esté integrada fundamentalmente por mano de obra, esa unidad económica que conforma un grupo organizado de trabajadores, constituye el elemento necesario para que concurra la sucesión si el nuevo empresario incorpora a una parte significativa de los trabajadores del anterior.

Indicaba el TJUE que las cláusulas subrogatorias establecidas en los convenios equivalen a la sucesión de plantillas a los efectos de la aplicación de la transmisión y, por tanto, de la responsabilidad solidaria con las deudas del anterior. Señalaba también el TJUE que en cuanto a la segunda cuestión sometida a decisión prejudicial, esto es, si era preferente la aplicación de la Ley (artículo 44.3 del Estatuto de los Trabajadores) sobre el convenio, que esa materia no era de su competencia.

Pues bien, esperábamos el criterio del Supremo tras dicha Sentencia de TJUE y confiábamos en que señalara que la teoría de la ‘Sucesión de Plantillas’ requería una voluntariedad en la incorporación de trabajadores, y que sólo sería aplicable en los supuestos que no cabría la subrogación según convenio, y que, por tanto, debería mantenerse la posición de no aplicación de responsabilidad en las deudas por tratarse de la aplicación obligada de la garantía de continuidad en los puestos de trabajo establecida en convenio. 

Sin embargo, el Tribunal Supremo en sentencia de 27 de septiembre de 2018, que ha sido conocida recientemente, ha acogido la posición del TJUE y declara que existe responsabilidad en las deudas del anterior contratista con sus trabajadores. Ese cambio de criterio tiene además relevancia, puesto que ha sido adoptado por el Pleno de la Sala de lo Social, con un solo voto particular en contra.

Pinche aquí para acceder al artículo completo

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa