En el marco de un webminar enfocado en la industria alimentaria

Retos en materia de desinfección a los que se enfrenta la industria alimentaria tras el Covid-19

cleanity desinfección industria alimentaria
Cleanity

Cleanity y FEDACOVA, la Federación Empresarial de Agroalimentación de la Comunidad Valenciana, se unen para analizar las nuevas directrices que las empresas de la industria alimentaria deben seguir en relación con la limpieza y desinfección de establecimientos y fábricas para combatir el Covid-19.

Antonio Alberola, director de producto en Cleanity y Doctor en químicas, en este sentido, hace hincapié en dos aspectos fundamentales para la industria alimentaria: por un lado, la necesidad de garantizar que los productos de higiene hayan sido testados específicamente para eliminar el virus y, por el otro, la importancia no solo de contar con las herramientas y productos imprescindibles, sino de formar a los empleados en el correcto uso de los mismos y en los adecuados hábitos de higiene que eviten la propagación. “Un simple lavado de manos de nuestros empleados, puede detener la cadena de transmisión del virus”, ha comentado en este sentido.

“A raíz de esta pandemia, se tienen que tomar medidas extraordinarias que garanticen, no solo la seguridad alimentaria del producto, sino la seguridad de los trabajadores y de los clientes y consumidores, evitando la transmisión del virus entre superficies contaminadas y personas. Para ello, es muy importante que las empresas formen de manera especial a sus empleados, no solo para garantizar su propia salud y seguridad, sino la de todo aquel que entre en el establecimiento o fábrica y consuma o toque sus productos”, ha señalado Antonio Alberola.

El Compliance Manager

Además, desde Cleanity, recomiendan la inclusión de la figura del Compliance Manager en fábricas y establecimientos, que evalúe la preparación de las instalaciones, establezca estándares de limpieza y desinfección, desarrolle materiales de comunicación claros y sencillos, forme a los empleados, elija los productos de limpieza y desinfección y establezca prácticas, normas y horarios. “No sirve de nada dar guantes a los empleados si no les explicamos cómo utilizarlos y desecharlos”, ha explicado.