Calidad en el sector limpieza Las claves para lograr la calidad, según el Grupo Darlim

darlim calidad
Grupo Darlim

Con motivo del Día Mundial de la Calidad, el 11 de noviembre, preguntamos a Grupo Darlim, compañía de suministros de máquinas y productos para la limpieza e higiene profesional, ¿cómo lograrla más allá de las certificaciones que las empresas consiguen para acreditarlo?

La norma ISO 9001 es el sello que certifica la gestión de la calidad de una empresa, y es la de mayor reconocimiento en todo el mundo. Esta certificación, concretamente, acredita que los servicios cumplen los requisitos legales y que hay un compromiso con la calidad y satisfacción de los clientes. Sin embargo, esto no basta. El verdadero compromiso con la calidad no puede quedarse en obtener una certificación.

El Grupo Darlim apela a una frase de Henry Ford (fundador de la compañía automovilística que lleva su apellido) sobre que ”la Calidad significa hacer lo correcto cuando nadie está mirando. Una máxima que se cumple en un sector tan exigente como es el de la limpieza profesional”.

De esta manera, en primer lugar, ha de tenerse en cuenta la cadena de valor de un servicio de limpieza que comienza con el proveedor, con la adquisición de los productos. Se debe elegir cuidadosamente los productos según el fin, tener en cuenta para qué van a ser utilizados, dónde y cómo se van a emplear: “No es una tarea sencilla. Aquí se conjugan tanto la experiencia como el estar permanentemente actualizado de las últimas innovaciones que los fabricantes incorporan”, explican.

Es conveniente, por tanto, contar con un proveedor que sea capaz no solo de suministrar los productos, sino también de buscar permanentemente las últimas novedades. Las empresas que sobresalen en el sector son las que pasan la barrera de ser un simple proveedor de productos para convertirse en un verdadero partner. Es decir, un asesor que busca ayudar y formar parte del éxito de sus clientes, también ofreciéndoles formación, y haciendo que su trabajo sea más sencillo y efectivo.

Además, la regulación es cada vez mayor en todos los sectores, y no iba a ser menos en el de la limpieza e higiene profesional. Para ello, es también sumamente importante contar con un proveedor que se preocupe por estar actualizado y alineado con las exigencias regulatorias.

Una vez hemos seleccionado el proveedor, el siguiente paso será que éste garantice el suministro de los mismos en un punto determinado con una frecuencia estipulada previamente. Éste es un servicio cada vez más exigente y, quizás, el punto más crítico de cara a satisfacer a los clientes, aseguran desde el Grupo Darlim. En un mundo globalizado como el actual, imperado por la inmediatez, un fallo de servicio de entrega de un producto está muy penalizado.

Un servicio logístico de calidad, que cumpla el criterio de utilidad por el que ha sido elegido es parte del éxito. En este sentido, es que cobra importancia la digitalización como una buena arquitectura de procesos.

Finalmente, la contribución de los empleados es el factor determinante en cualquier empresa, que persiga la calidad total. “Para esto, es importante fomentar el espíritu colaborativo y habilitar los canales de comunicación adecuados para que todas las sugerencias de mejora sean analizadas y aprovechadas”, concluyen desde Grupo Darlim.