7 secretos de las limpiadoras profesionales

Gatillo limpiador y paño limpiando suciedad
Redacción

Bien conocido es que limpiar una casa es agotador, al mismo tiempo que se pierde una gran cantidad de tiempo y dinero. Por cuestión de tiempo y comodidad, hay quien elige contratar a una profesional de la limpieza para elaborar este trabajo. Pero la situación económica de muchos hogares españoles no les permite tener este privilegio. Por eso los secretos de limpieza de las personas que saben del tema te pueden ayudar a hacer esta tarea ineludible con mayor astucia de la habitual.

Siete secretos de limpieza profesional que te van a asombrar

Aquí te dejamos siete secretos de las limpiadoras profesionales: trucos que ahorran tiempo, dinero. Y son tan peculiares que te quedarás con la boca abierta al verlos.

  1. Pasta de dientes. Las propiedades del dentífrico hacen que sea un limpiador increíble para gafas, paredes, grifos o incluso metales. Retirar con un paño el exceso posteriormente.
  2. Patata. La conoces como la base de abundantes platos de nuestra dieta mediterránea. Pero también es un elemento que sirve para limpiar espejos (partiéndola por la mitad), baldosas, cacerolas o incluso zapatos, sustituyendo al betún.
  3. Pan. Cuando queda una espina en la garganta comiendo pescado, te habrán dicho que tragues miga de pan para que se quite. Pues resulta que el pan es tu mejor aliado para recoger de manera segura los cristales hechos añicos en el suelo cuando se rompe un vaso o un plato.
  4. Tiza. Si frotamos una mancha con una tiza antes de proceder a su lavado habitual, la probabilidad de que esa mancha sea eliminada es significativamente mayor.
  5. Nueces. Puede costar creerlo, pero si se pasa un paño previamente por un mueble de madera con arañazos y, posteriormente, partimos una nuez y la pasamos por la zona afectada, el arañazo desaparecerá gracias a los aceites intrínsecos que posee el fruto.
  6. Arroz. Es frecuente tener recipientes como botellas y jarrones que no se terminan de limpiar completamente. Prueba a echar un puñado de arroz crudo con agua caliente y agita. Después de enjuagar, en unos minutos, verás los resultados.
  7. Cáscara de plátano. Si tienes plantas en tu hogar, pasando una cáscara de plátano delicadamente por las hojas, les proporcionarás nutrientes, brillo y una mayor limpieza.

Prueba estos secretos que utilizan expertas en limpieza profesional y no te preocupes si en tu familia te miran extrañados, que luego estarán agradecidos.