Juan Díez de los Ríos.
Juan Díez de los Ríos Presidente ASPEL/EFCI

Las empresas de limpieza versus crisis Covid-19

40 días que pesan en la vida asociativa como un año completo

Sector de la limpieza.

Quizá es bueno empezar por el antes de la Declaración de Alarma (15 de marzo DL 8/2020), después contar cómo ha sido nuestro trabajo en ASPEL en el denso periodo de los decretos del Gobierno y, finalmente, unas líneas para reflexionar sobre la salida paulatina del confinamiento; y un pronóstico del sector de la limpieza del futuro más próximo en una España de servicios más que industrial como demuestra la composición del PIB (> del 68%).

Del antes de la Declaración de Alarma y de los días que iban apareciendo las noticias sobre el Covid-19 con el primer caso importado en la isla de la Gomera en febrero hasta el comienzo de marzo, hicimos una vida bastante normal, reuniones con sindicatos, con asociaciones, comunicados conjuntos, etc. Aunque ya empezamos a usar reuniones por videoconferencia con nuestros colegas europeos, el día 10 de marzo celebramos la última reunión presencial en CEOE, en donde ya sentábamos las bases de lo que se debería utilizar para ir cerrando toda la actividad económica (se hablaba de colegios, de fuerza mayor, de ERTEs, etc.) y a partir de ahí se fue anulando todo y fuimos cerrando hasta adecuarnos al teletrabajo. Desde entonces tenemos conectadas a todas las empresas y a todas las asociaciones y  confederaciones, cosa que hoy en tan escaso tiempo ya damos por sentado y hemos comprobado -cosas de la ‘fuerza mayor’- que es muy operativo y muy eficiente, siempre que se tengan medios claro está. Y ello nos ha permitido estar en relación constante con Bruselas, y el tener conocimiento rapidísimo de lo que pasaba en nuestro sector de limpieza en los demás países, permitiéndonos adelantarnos en algunas experiencias.

Sector de la limpieza.

Del segundo momento, del denso periodo de los decretos hasta ahora, y ante la profusión de legislación sobre ámbitos sociales, económicos, laborales y de salud pública -para cuya interpretación y reflexión europea, estatal, autonómica y local, antes de ejecutarla, ha sido fundamental, resalto lo siguiente de nuestro trabajo desde ASPEL para el sector:

  • El sector de limpieza de edificios y locales se unió aún más que antes. Nos convirtieron en la cabecera de representación del sector el día 20 de marzo pasado junto con todo AFELIN. Estamos coordinando desde entonces los problemas comunes, las soluciones y propuestas para todo nuestro sector sin excepción
  • Sacamos una información general continua a modo de diario o píldora informativa que denominamos ‘Coronavirus’ con número romano y ya llevamos cerca de ‘XL’ editados y enviados.
  • Después la entrada en vigor del Decreto 9/2020 en que se consiguió el uso de los ERTEs, la suspensión de los contratos públicos y el comienzo de un reconocimiento «no explícito» de nuestro sector de servicios de limpieza como esencial. También ayudó mucho la trasposición de las diferentes comunidades autónomas de los primeros decretos, el número 10 y el 11, en donde quedamos reflejados explícitamente; merece especial mención la ayuda de la Generalitat a nuestro sector, que contaremos en otro momento.
  • Pedimos por carta, notas de prensa, medios y redes sociales al Ministro de Sanidad, y no una vez sino tres, la declaración explicita de actividad esencial para poder abastecernos de los equipos de protección individual (EPI’s) necesarios desde el primer momento, ante la rotura del mercado para nuestro sector (se convirtió en un mercado persa y en China) y el temor de los proveedores a la incautación. Hemos hasta mendigado por suministrarlos y aún hoy no está del todo recuperado y a unos precios prohibitivos. Lo vimos necesario por lo anterior, por facilitar el movimiento de nuestros empleados.
  • Ante la experiencia de otros países con el servicio de limpieza e higienización, promovimos una campaña de Limpieza esencial #SomosEsenciales y #EnBuenasManos, y #NecesitamosEPIs como ayuda a dar visibilidad a nuestro sector en toda Europa y aquí también aprovechando las redes sociales y medios de comunicación.
  • Defendimos al sector, y seguimos haciéndolo, ante cualquier problema o amenaza que ha surgido (clientes privados como la distribución y aeropuertos, que no han seguido las pautas de los decretos para mantener el empleo o que amenazan con no seguirlas). Combatimos todos unidos.
  • Mantenemos el dialogo social como premisa principal para encarar la pandemia; y estudiamos y nos proponemos soluciones continuas y declaraciones conjuntas, entre los sindicatos mayoritarios y todo nuestro sector de limpieza.
  • Convocamos reuniones por videoconferencia y teléfono todas las semanas, y asistimos a toda reunión que se convoque para seguimiento o para abordar problemas y estudiar y decidir las mejores soluciones. Tanto hacia la UE por medio de nuestra EFCI, como hacia la CEOE, se trasladan nuestras propuestas y preocupaciones.
  • Estamos componiendo un manual y guía de buenas prácticas del servicio de limpieza que sirva para estos casos, como se hizo con la crisis del Ébola. También queremos dar pautas a los servicios de prevención para que no ocurran las disfunciones que hemos vivido, llegando incluso a sancionar a las empresas por no tener EPI’s (todo el mundo lo sabe).

¡Sigue Leyendo!

Aquí te hemos mostrado tan sólo una parte de este contenido.

¿Quieres leer el contenido completo?

Leer Completo
Contenido seleccionado de la revista digital